Reseña: "Compañías silenciosas", de Laura Purcell

20:29

-Título: Compañías silenciosas
-Autor: Laura Purcell
-Editorial: dNX (Del Nuevo Extremo)
-Número de páginas: 314
-ISBN: 9788494731051
-Sinopsis: Cuando Elsie se casó con el joven heredero Rupert Bainbridge, creía estar destinada a una vida de lujo. Pero tras la muerte de su esposo poco después de su matrimonio, la mansión que hereda, The Bridge, está destrozada y los lugareños son realmente hostiles.

Dentro de su nuevo hogar descubre una siniestra colección de antigüedades: unas inquietantes figuras de madera pintada. Elsie las ignora hasta que percibe que los ojos de una de las figuras siguen todos sus pasos. ¿Son manifestaciones de los temores subconscientes de Elsie o malévolas fuerzas del mal?

Elsie pronto descubre que esas espeluznantes figuras de madera parecen proteger el misterioso diario de uno de los antepasados de la familia, y que parece albergar la respuesta a las terribles historias que sucedieron en The Bridge.

Compañías silenciosas arranca con Elsie, la protagonista, encerrada en un manicomio y acusada de asesinato después de unos graves sucesos sin resolver en la mansión The Bridge. En el centro psiquiátrico, el joven doctor Shepherd le da a su paciente papel y lápiz para que le escriba su versión de la historia e intentar, así, comprender lo sucedido y descubrir si realmente es culpable de lo que se le acusa.

Volvió a las mismas tres opciones. Guardar silencio y que se la presuma culpable. Destino: el patíbulo. Guardar silencio y que, por algún milagro, sea absuelta. Destino: el frío y amenazante mundo exterior, sin medicinas para ayudarla a olvidar. 
Solo quedaba una última opción: la verdad. ¿Pero cuál era?

Como buena novela de terror gótica, la historia se sitúa en una mansión, The Bridge, la cual hereda Elsie tras la muerte de su marido y a la que se muda con la prima de este, Sarah. Al caserón, rodeado de paisajes sombríos y niebla, no quieren ni acercarse los lugareños por las supersticiones, ya que se cuentan historias macabras y de brujería, por lo que el personal que trabaja en la casa viene de otros pueblos. Pronto Elsie se da cuenta de que los vecinos del pueblo tienen motivos suficientes para temer lo que pasa en esa casa, y es que descubre en la buhardilla unas siniestras figuras de madera que parece que siguen a todos los inquilinos de la casa: las compañías silenciosas.


Me ha parecido muy interesante descubrir que estos "personajes" realmente existieron en el siglo XVII. Las compañías silenciosas se usaban para dar mensajes a los visitantes de las viviendas: de bienvenida (mucho más cordiales y agradables a la vista) o de advertencia (con gesto más agresivo y menos simpáticos). Podéis leer más sobre ellos aquí.

-¿De dónde salió eso? ¿Por qué... por qué pintaría alguien algo semejante? ¡Esa cara! -Sus palabras resonaron en el salón y rebotaron de vuelta hacia ella.  
Helen se estremeció.
-Llévatelo de aquí, Helen. ¿Dónde demonios lo encontraste? 
Los labios de Helen temblaban. 
-Aquí, señora. Aquí mismo, esta mañana.

Sin duda, la construcción de la ambientación está muy lograda y se nota el trabajo de documentación que ha llevado a cabo. A través de su pluma y las descripciones, la autora transmite cómo era la época: las clases sociales, la importancia de tener una posición social, el papel de la mujer... Laura Purcell ha conseguido crear un ambiente inquietante y asfixiante que hace que estés en alerta mientras lees Compañías silenciosas. 



En cuanto a los personajes, por lo general, están bien construidos y se nota cómo van evolucionando a lo largo de la trama, especialmente Elsie. En algunos pasajes puedes llegar a sentirte aturdida y casi sin respiración, al igual que ella. También me gustaría destacar el peso del conjunto de personajes secundarios, quienes también están bien perfilados, como es el caso de Anne y Hetta.

No hay forma de esconderse de esto, me temo.
Él tenía razón sobre eso. Ahora que había empezado a contar su historia, ya no había ningún lugar donde esconderse.

Por otra parte, la clave de la narración de este thriller sobrenatural es que la novelista cuenta la historia en tres tiempos distintos que se van intercalando: el presente (el manicomio), 1865-1866 (el pasado más próximo, cuando Elsie vivía en The Bridge) y 1635 (lo que sabemos gracias a los diarios de Anne, una antigua habitante de la mansión). La trama es como una madeja de lana enmarañada por lo que, a través de los capítulos que nos cuentan los hechos paranormales sucedidos en distintas épocas en la casa, vamos tirando del hilo para conocer los verdaderos motivos por los cuales Elsie se encuentra encerrada en el centro psiquiátrico. Purcell enlaza así el presente y el pasado gradualmente y consigue que no puedas parar de leer para encontrar las respuestas. 


Gracias a dNX por el ejemplar.

También te puede interesar

0 comentarios

Estaré encantada de responder a los comentarios siempre y cuando sean respetuosos y no contengan SPAM.
¡Muchas gracias por dejar que los demás sepamos tu opinión! :D

Twitter

Facebook

Instagram