¿La literatura juvenil es solo para niños?

23:59
[Artículo publicado originalmente en Cultura Joven]



Primero fueron los magos, luego los vampiros, los hombres lobo y los ángeles, y después los humanos con alguna capacidad especial para sobrevivir en un mundo distópico. Pero cuando todo eso está ya más que explotado en la literatura juvenil o Young Adult, ¿qué queda? Inventarse algo nuevo. Así es como nace el término New Adult o “nuevo adulto”, una categoría que se incluye dentro de los libros destinados a los jóvenes pero con un tono más adulto, maduro.

Este nuevo género está destinado a lectores de entre 18 y 25 años aproximadamente, justo el grupo de edad que se encuentra fuera de la categoría juvenil porque está en transición hacia la vida adulta: tienen que abandonar sus casas por primera vez para ir a la universidad o buscar un trabajo y tienen su primera relación seria.

Entonces, si va destinado a los jóvenes, ¿por qué cambiar la categoría a “Nuevo Adulto”? Laia Zamarrón, editora de Alfaguara Juvenil y Nube de Tinta, explica que responde a dos razones: “Si tienes 25 años y estás leyendo literatura juvenil, el que se llame así cuando tú no te sientes juvenil puede hacerte sentir que estás leyendo literatura de segundo orden. Así que ya el propio nombre de New Adult, nuevo adulto, hace que te sientas mejor”. La otra razón, indica, es la temática: “¿Qué haces con todos esos libros que son de protagonistas que están en la Universidad, que tienen algo más de 20 años y que no son propiamente juveniles pero que, a lo mejor, a una mujer de 40 años le interesan? Pues digamos que la categoría New Adult está muy bien para meter ese tipo de libros”.

Sin embargo, la editora revela que en la práctica es complicado de diferenciar pues su naturaleza es heterogénea, ya que está a caballo entre la literatura para niños y la de adultos. De hecho, en las librerías no hay un espacio exclusivo para este tipo de novelas y muchas veces los autores de este género están separados dentro del mismo grupo editorial en distintos sellos de niños y adultos.


¿Pero cómo es que a un lector de 25 años le va a gustar lo mismo que a uno de 14? Puede que haya algún problema con la trama (al tratarse de historias que se desarrollan en la universidad incluirá lenguaje adulto y temas que son inapropiados para niños de 14 años) o que, simplemente, lo que un grupo de edad encuentra interesante puede que al otro le aburra. Pero no hay más que ver el éxito de sagas como ‘Harry Potter’, ‘Crepúsculo’ o ‘Los Juegos del Hambre’ para saber que lo que les interesa a los lectores de literatura juvenil son las propias historias: que contengan una gran carga emocional y que se puedan identificar con los protagonistas. Si a este cóctel le añadimos una dosis de escenas de sexo explícito (sin llegar al nivel de 50 sombras de Grey) nos sale la fórmula del éxito en la que se enmarca el género New Adult.

Aunque ahora empieza a despegar en España, esta categoría surgió hace cuatro años en Estados Unidos. Por entonces, los editores no estaban seguros de que este nuevo género fuera a tener éxito pero los escritores decidieron tomar cartas en el asunto y se dirigieron a un público que estaba en tierra de nadie a través de novelas autopublicadas en Internet. Los lectores de estos libros online consiguieron que se hicieran famosos por el boca a boca y muchos de ellos consiguieron llegar a ser publicados en papel y convertirse en bestsellers, como es el caso de Maravilloso Desastre, de Jamie McGuire, publicado en nuestro país por la editorial Suma de Letras.

Laia Zamarrón reconoce que esta nueva categoría  “todavía no ha llegado con fuerza a España. Es un género, en teoría, muy nuevo y que aquí muchos libreros ni conocen”. Sin embargo, añade que poco a poco se va conociendo más gracias a fenómenos como After, la saga escrita por Anna Todd (publicada por Planeta), y Off Campus, una saga conocida internacionalmente que será traducida al español por Alfaguara Juvenil en 2016.

Mientras algunos críticos se quejan de que la etiqueta New Adult es solo otra idea de marketing para inducir a los lectores a comprar más libros, otros defienden que la meta es retener a esos jóvenes lectores que de manera leal han ido creciendo con sagas como ‘Harry Potter’ y ‘Crepúsculo’. Pero, en un país como el nuestro donde el 35% de la población no lee ni un solo libro al año, no creo que sea un problema el querer que los jóvenes sigan leyendo libros aunque sea gracias a nuevos géneros inventados como el New Adult.

Y tú, ¿has leído algún libro New Adult?


También te puede interesar

3 comentarios

  1. Yo odio que pongas edades para leer X libro, tengo 21 y disfruto igualmente de novela adulta como de la juvenil e incluso de la infantil. Creo que cada uno lee lo que quiere, tenga la edad que tenga siempre y cuando sea algo que le guste
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. *pongan (no pongas) fue un fail a la hora de escribirlo (es lo que tiene estar con la mente en otro sitio)

      Eliminar
    2. Opino como tú, pero es cierto que hay personas de 30 años (por ejemplo) que se "sienten mal" si les ven leyendo libros juveniles porque parece que no están leyendo "lo que deberían de leer", lo cual lo encuentro una tontería porque igual que lees uno juvenil puedes leer un clásico u otro que pertenezca a adulto. Pero bueno...

      Gracias por tu comentario :3

      Eliminar

Estaré encantada de responder a los comentarios siempre y cuando sean respetuosos y no contengan SPAM.
¡Muchas gracias por dejar que los demás sepamos tu opinión! :D

Twitter

Facebook

Instagram